Este Sistema Monetario está llegando a su Fin

La vida del Ser Humano en el Planeta Tierra solo es posible mediante un Nuevo Sistema Social, Económico, Político y Ambiental.

Es evidente que el actual sistema monetario, pero también social y cultural, está causando la ruina de la humanidad. Millones de personas en todo el mundo están trabajando fuertemente para transformar nuestras relaciones sociales y nuestras relaciones con el medio ambiente.

La vida no es un negocio. Nadie tiene el derecho de obligar a otras personas a pagar por su vida. Nadie en este mundo tiene el derecho de crear desigualdad entre los seres humanos, porque TODOS TENEMOS LOS MISMOS DERECHOS. Así las cosas, nadie vale más que otra persona, ni tiene derecho a ganar más dinero que otra persona, porque es solamente otro ser humano, nadie tiene la sangre azul.

Ciertamente, hemos de cambiar nuestra manera de pensar y de actuar, el sentido y el valor que damos a la vida y a las relaciones humanas y del hombre con la naturaleza.

Este sistema piramidal, de explotación, de segregación y exclusión social, ha creado en el mundo una distorsión de la naturaleza humana. Hemos de recuperar nuestra naturaleza. ¿Cómo?  Facilitando que todo ser humano tenga unas necesidades básicas cubiertas. ¿Y cuáles son esas necesidades básicas? Ser amados, incluidos y aceptados,

una meta que solo conseguiremos transformando el sistema de valores y por supuesto el sistema monetario, acciones que ya se están llevando a cabo ejemplarmente en muchos pueblos, ciudades y países, obviamente facilitando a las personas su integración social y su estabilidad económica.

Transformar un sistema en otro lleva tiempo, porque transformar valores, actitudes, comportamientos y estructuras de poder, pensando en el bienestar de 7.000 millones de personas, es una tarea compleja, pero ya hemos comenzado. Esperamos que en un futuro no muy lejano el hombre no necesite comprar su derecho de vivir, de realizarse como ser humano y que el dinero ya no exista más. Por lo pronto, sí nos hemos de plantear cómo transformar una economía que no ha sido pensada para el bienestar de la humanidad y en lo inmediato, construir y respaldar alternativas sociales y colectivas que aseguren trabajo y estabilidad económica a las familias.

Una interesante propuesta que nos proponemos resaltar con este artículo, es la diversificación sostenible de la producción local. Sabemos que este sistema piramidal que nos está matando se soporta en los negocios privados y por ello la influencia y poder de la banca y multinacionales. Pues bien, proponemos que cada pueblo y/o Ayuntamiento pueda diseñar concertadamente con su ciudadanía y con otros pueblos y ayuntamientos cercanos, una estrategia de diversificación de la producción local, en primera instancia para asegurar un puesto de trabajo a cada uno de sus ciudadanos que lo necesite y en segundo lugar para generar estabilidad económica local y sostenibilidad. Que el trabajo sea una estrategia colectiva de supervivencia y no el negocio de unos pocos y que se tenga derecho a ello.

Ahora bien, para estimular esta diversificación de la producción local se necesitan recursos y recursos es lo que hay, así es que hay que ir por ellos. Hemos de conseguir la abolición de los paraísos fiscales, la abolición de la práctica de especular con el dinero y la fiscalización a las grandes fortunas, para que sean estos dineros los que estimulen la economía. Hemos de conseguir que todo hombre y mujer sobre la tierra, tengan derecho a un trabajo digno y justo y para ello se han de repartir las ganancias. Los países emergentes tienen la obligación de ayudar a los países que lo necesitan. Ricos y poderosos han de distribuir su dinero, para su propio bien.

Transformar los valores y la economía mundial es una empresa gigante que empieza en casa, con la familia, los amigos, la comunidad y las administraciones locales, sin dejar de apoyar a las redes sociales y proyectos internacionales que nos benefician a todos. Si la humanidad supera esta crisis global de sistema, será porque ha creado otro sistema, un sistema humano y sostenible.