Junto con las acciones del año 2009, se creó un vivero de especies nativas. La finca de propietarios que asumió las acciones de iniciación y aporte económico mostraron su dedicación a la dificil empresa de la conservación ambiental. Con ello no sólo se buscaba la mejora en la cantidad de masa arbustiva de las riberas, sino crear una conciencia de respeto y protección de las cuencas hídricas. Por ello, desde el equipo local, se ha desarrollado un plan de acuerdo que ha sido enunciado a los beneficiarios para que puedan entender el verdadero valor de las plantas y árboles que iban a adoptar.

Entre los miembros del Equipo Local se desarrolló un programa de buenas prácticas que fructificó en el “Plan de acuerdo de un pacto ciudadano en el manejo sustentable de los paisajes para el establecimiento de una cultura del agua en el municipio de Tinjacá, Boyacá.”, con la intención de divulgar el compromiso de responsabilidad entre los beneficiarios participan.

Como documento complementario al anterior, y condición sine qua non para recibir material vegetal del vivero, se redactó un carta de compromiso en la cual se especificaban los datos personales de cada individuo, el número de árboles recibidos, el tipo de uso que se iba a llevar a cabo – protección de un nacedero, ronda de la ribera o cerca viva.

A través de visitas a terreno, observación y análisis de las potencialidades y debilidades de cada uno de los predios priorizados, se concertaron acuerdos con los propietarios para la plantación de especies nativas que puedan mejorar la permeabilidad, estructura y capacidad de absorción de agua por parte del suelo, siendo estas especies a su vez, protegidas con cercados de alambre de púas.

La acción principal se centra sobre las fincas de la propuesta seleccionada, protegiendo los 3 nacimientos de agua allí presentes con variedades nativas. Además, se concretó el apoyo a otros beneficiarios que mostraron interés en participar en las acciones de conservación de cuencas, siéndoles aportados  postes, alambre de púas y árboles. Ellos debían aportar la mano de obra y el mantenimiento.